Vacacionaes de altura con Merida Online

Historia del Estado Mérida | Orígenes de Mérida

 

En 1558 salieron de Pamplona en Nueva Granada (hoy Colombia) un grupo de 56 expedicionarios españoles al mando del Capitán JUAN RODRÍGUEZ JUAREZ con el objeto de descubrir y conquistar los territorios de este otro lado de la Cordillera andina, especialmente el de las Sierras Nevadas.

Después de vencer la resistencia de los Cúcutas, Capachos, Táchiras, Táribas, Gritas, Bailadores, Mocotíes y Estanques, llegaron al sitio que denominaron de “La Guazabara” o “El Realejo”, conocido hoy como San Juan de Lagunillas, a una legua de distancia, poco más o menos, de la Laguna de Urao.

Estando todos reunidos en este sitio de “La Guazabara” con motivo de celebrar la Festividad de todos los Santos de 1558, el dicho Capitán Juan Rodríguez Juárez aprovechó esta ocasión del 1 de Noviembre de dicho año para tomar posesión oficial de aquel lugar y poblarlo en nombre del Rey de España, cambiándole de nombre por el de la “Ciudad de Mérida” en recuerdo de la Mérida de España, de donde era nativo.

Sin embargo, a principios de enero de 1559, el mismo Juan Rodríguez Juárez mudó esta ciudad para el lugar que hoy ocupa “La Parroquia” conservando el nombre de Mérida.

Algunos días después, procedente de la Capital del Nuevo Reino de Granada, se presentó Juan Maldonado con 66 acompañantes. Hizo preso a Juan Rodríguez Juárez y con fecha del 23 de Febrero de este mismo año lo envió, para ser juzgado, a Santa Fe de Bogotá, anulando la fundación y el nombre de “Ciudad de Mérida” de éste su segundo asentamiento.

Estuvo acéfala la nueva Provincia o territorio de las Sierras Nevadas por algún tiempo, hasta que a principios de octubre de 1559, el mismo Capitán Juan Maldonado le confirme el título de ciudad con el nombre de “Santiago de Los Caballeros”, fundándola un poco más arriba de donde la tenía en su segundo asentamiento Juan Rodríguez Juárez con el calificativo de “Mérida”. Sucedió, sin embargo, que ambos títulos alternaron según el uso que le daban los partidarios de uno y otro fundador, hasta que logró imponerse el de “Mérida” para designar esta segunda Ciudad que los historiadores han confundido, en razón de su homonimia, con la primitiva Ciudad fundada con igual denominación por Juan Rodríguez Juárez en el sitio de “La Guazábara” (Hoy San Juan).

Para evitar esta confusión, hemos propuesto que a la primera se le señale como la primitiva Mérida o “Mérida Anterior”, y ala segunda, como la “Mérida Ulterior” o contemporánea, en el entendido de que ésta última es la misma ciudad llamada en un comienzo “Santiago de los Caballeros”.

Con el regreso posterior de Maldonado a Nueva Pamplona concluye esta primera etapa de la Historia de Mérida sobre sus orígenes y fundación.

Etimológicamente, la palabra “Mérida” viene del latín “Emérita”, primer nombre de una ciudad fundada por los romanos 25 años antes de Cristo en España y que se denominaba por su nombre completo “Emerita Augusta”, por Augusto, el Emperador, y por los “Eméritos” o soldados con que se pobló.

Al independizarse España de los romanos en el año 409, esta ciudad quedó únicamente con el nombre de “Emérita” que al irse sedimentando el latín en lengua romance perdió la “E” inicial y luego sonorizó la “T” en “D”, formándose así el topónimo MÉRIDA.

De la antigua “Emérita Augusta” del imperio romano son hijas la Mérida de Extremadura en España; la Mérida de Yucatán en México, y la Mérida de Venezuela.

También un Municipio de Filipinas en Asia lleva el nombre de Mérida.

De estos aspectos se ocupa con mayor profusión una obra nuestra titulada “Orígenes de Mérida”.


 

 

Un Servicio de Mérida Online C.A. J-406431834 Telfs:  0274 - 4175985, Whatsapp: 0414 7462102